Presentación

La Clínica Especialidades Valladolid Salud tiene como fin la asistencia sanitaria y la realización de actividades que promuevan la salud y el bienestar de las personas.

recepcion

Qué ofrecemos

La Clínica es un centro abierto y dinámico, en el que participan profesionales liberales del área sanitaria que quieren desarrollar su actividad en un espacio compartido y de colaboración.

Para el funcionamiento del Centro es necesario la apuesta de profesionales que quieran desarrollar su actividad especializada en el área de su competencia y que ofrezcan servicios a los usuarios/pacientes.

Las compañías aseguradoras son en ocasiones intermediarias en la provisión de los servicios entre los profesionales y los usuarios/pacientes, siendo la Clínica la intermediaria y coordinadora de las relaciones.

Servicios al profesional

El centro facilita y simplifica la puesta en marcha de la consulta a los especialistas dando el soporte administrativo y de gestión para la misma, facilitanto tanto el inicio como su desarrollo. Al estar en un entorno asistencial multiprofesional se establecen sinergias entre unos y otros, porque la salud y su cuidado no se reduce a una especialidad ni a un especialista.

El personal auxiliar favorece los procesos de comunicación y respuesta entre los pacientes y los profesionales que realizan la atención y cuando procede ayuda o agiliza los procesos administrativos con las compañías aseguradoras privadas.

Servicios al usuario/paciente

Es el destinatario último de nuestra actividad. En algunas actividades participa como usuario, especialmente en las actividades de promoción de la salud, y en otras como paciente, afecto de un trastorno o patología que motiva la asistencia y seguimiento en consulta.

Las salud es una necesidad de todos pero las demandas de asistencia se ha convertido en objeto de consumo. Se demandan consultas, pruebas, etc no siempre precisas y en una sociedad con un Sistema Sanitario Público que debe ofrecer un sistema universal, integrado y equitativo. Con una sanidad privada que debe ser suplementaria y complementaria del sistema público. Así debe ofrecer una flexibilidad y respuestas alternativas para aquellos que el sistema general no es capaz de dar respuesta. No se quiere una privada parasitaria, que depende de conciertos o de gestión de listas de espera.